Confitura de Madroñitos de Mi Suegra

2015-11-26_19.16.06

Siguiendo con las recetas de temporada y aprovechando que mi suegra me ha traido madroñitos de su jardín, os traigo una receta muy típica de estas fechas, la confitura de Madroño.

El fruto del madroño es bueno para casi todo, pues tiene propiedades antioxidantes, hipocolesteremiantes, diuréticas y antibióticas, entre otras. Gracias a estas propiedades, podemos eliminar el exceso de radicales libres, los cuales están directamente relacionados con el envejecimiento, reducir el colesterol, eliminar líquidos y combatir resfriados, respectivamente.

Cuando el fruto alcanza la madurez, sus azúcares empiezan a fermentar y a producir alcohol, llegando a contener hasta un 0,5%, por lo que el madroño también se utiliza para elaborar orujos.

Ingredientes:

  • 500g de Madroños
  • 250g de Azúcar (Mejor Azúcar Moreno, es más sano)
  • Zumo de medio Limón

Preparación:

Como todas las confituras o mermeladas, lo primero es dejar macerando los ingredientes unas 2 horas aproximadamente. Durante ese tiempo podemos removerlo de vez en cuando, con una cuchara de madera, para que los madroños se vayan deshaciendo.

Pasado ese tiempo, lo ponemos a fuego medio durante 40 minutos aproximadamente, en una cazuela a ser posible grande, pues salpica bastante y removemos bien, a la vez que intentamos deshacer los madroñitos, pues alguno siempre se resiste.

Cuando todos los madroños estén deshechos, lo batimos bien con la batidora y ya solo queda degustarlo.

Si me permitís una sugerencia, en una tosta con queso de cabra, ¡está delicioso!

Ya me contaréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *