Deconstrucción de Tiramisú

Para esta ocasión había pensado preparar otro postre, pero mi amiDSC_1264go Jorge estaba de antojo y nunca mejor dicho, pues Rocío y él están esperando un bebé y me parece genial que los hombres también tengan derecho a tener antojos. ¡Pero que no se acostumbre! 🙂

Como podéis ver, es la segunda receta que publico con estos tarritos, sencillamente, ¡me encantan!

Ingredientes para 10 vasitos como los de la foto:

  • 200ml de Café Intenso Recién Hecho
  • Unas Gotitas de Licor (Opcional)
  • 500g de Queso Mascarpone
  • 4 Huevos
  • 300g de  Bizcocho Casero o de soletilla
  • 200g de Azúcar Moreno
  • Cacao en polvo para decorar

Preparación:

Como el café tiene que estar frío cuando lo utilicemos, será lo primero que haremos. Para ello recomiendo un buen café de sabor intenso. Se pueden añadir, opcionalmente, unas gotitas del licor que más nos guste, o el que tengamos más a mano. Yo utilicé Ron, pero el licor típico es Amareto.

Mientras se enfría el café, separamos las yemas de las claras, con cuidado de que no se mezclen. Primero batimos las claras con las varillas hasta alcanzar el punto de nieve, es decir, que podamos dar la vuelta a nuestro tarrito y no se caiga nada al suelo. ¡Cuidado con las pruebas! 🙂 Después batimos las yemas y cuando estén esponjosas, añadiremos el azúcar.

Ahora mezclamos con mucho cuidado el queso mascarpone batido, con las yemas y después, con el mismo cuidado, añadiremos las claras montadas. La idea es que se quede una mezcla esponjosa, por lo que hay que mezclar los ingredientes, pero sin removerlo mucho, pues la pérdida de esponjosidad es directamente proporcional a la cantidad de movimiento aplicado. ¡Es una ley física! 🙂

A contDSC_1250inuación, comenzamos nuestras capitas. Primero rellenamos nuestros vasos con el bizcocho y lo aplastamos bien, después lo mojamos con el café y por último, añadimos la mezcla de queso.

La segunda capa de bizcocho es más complicada porque no podemos aplastarlo, así que lo desmenuzaremos y lo espolvorearemos hasta hacer una capa gruesa, a la que añadiremos un poquito de café y espolvoreamos el cacao.

Para finalizar, añadimos la última capa de queso y para decorar, espolvoreamos el cacao.

Reservamos en la nevera hasta el momento de degustarlos, mínimo 5-6 horas. Os recomiendo que lo hagáis de un día para otro, pues está más rico.

Espero que os haya gustado.

Podéis dejarme un comentario y por supuesto, compartir el enlace.

¡Gracias corazones!

3 comentarios en “Deconstrucción de Tiramisú”

Responder a Sara Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *