Volovanes de Queso de Cabra y Mermelada de Tomate

 

IMG-20151219-WA0003Ingredientes y Utensilios para 16 unidades: ♥ 2 Vasos de diferente diámetro  ♥ Masa de hojaldre “La Cocinera” ♥ 1 Tenedor   ♥ 1 Huevo batido   ♥ Papel de hornear   ♥ Rulo de Cabra  ♥ Mermelada de Tomate o Pimiento Casera   ♥ Sal y Pimienta Negra al gusto para el huevo batido

→ Recomiendo la masa de la cocinera pues tiene 196 capas de hojaldre, aunque siempre es mejor hacerla de forma artesanal, pero cuando vamos faltos de tiempo, nos viene genial una ayudita como esta. 🙂

 Preparación

1. Extendemos la masa y hacemos 16 círculos con la ayuda de un cortapastas redondo, o en su defecto, con un vaso.

2015-12-20_20.29.082. Con la ayuda de un tenedor, pinchamos la masa para evitar que suba demasiado y después pintamos con huevo batido.

3. Hacemos de nuevo 16 círculos y cortamos con un vaso más pequeño el interior, para así hacer los bordes.

4. Colocamos los bordes sobre cada uno de los circulitos, pinchamos un poquito con el tenedor y pintamos con huevo. (hay que asegurarse de que las dos masas queden bien pegadas)

5. Precalentamos el horno a 180ºC y metemos nuestros volovanes durante 10-12 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.

6. Cortamos el queso de cabra y rellenamos los volovanes. Metemos unos segundos en el micro para deshacer un poquito el queso y añadimos la mermelada de tomate CASERA. 🙂

Espero que os guste mi receta, ¡hasta la próxima corazones! ♥ ♥ ♥

Zumo Duracell

2016-01-16_12.14.11Con mi zumo Duracell, las pilas duran y duran y duran…

El ingrediente estrella es El polen natural de abeja, pues tiene un gran poder energizante y ¡es buenísimo para todo!

 

Ingredientes y Utensilios para 2 personas:

♥ 3 Zanahorias 
♥ 2 Manzanas  
♥ 1 Limón pequeño  
♥ 1 cucharadita de Polen Natural de Abeja  
♥ Licuadora   
Preparación:

→ Lavamos y cortamos los ingredientes en trozos. (El limón hay que pelarlo)
→ Pasamos por la licuadora
→ Removemos bien
→ Añadimos una cucharadita de polen
→ Bebemos al instante
→ Repetimos cada día :) 

Recomiendo tomarlo por la mañana, pues el polen tiene un gran aporte calórico y así tendremos todo el día para quemarlo. 

Nuestro zumo también es buenísimo para la piel y al ser rico en betacarotenos, nos ayudará a ponernos morenitos en verano.

Espero que lo disfrutéis y si queréis saber más sobre el mecanismo de acción de cualquiera de los nutrientes, estaré encantada de contároslo.

Y si queréis polen, contactad conmigo, ¡conozco un apicultor!

Las Galletitas de la Felicidad

¿Habéis escrito ya la carta a sus majestades Los Reyes Magos? ¡Seguro que si! Se me ocurre una idea para que endulcéis su “corasonsito” y os traigan todo lo que les habéis pedido.

2016-01-04_17.08.08[1]

 

Ingredientes:

♥ 200g de Mantequilla a temperatura ambiente
♥ 350g de Harina  
♥ 1 Huevo  
♥ 100g de Azúcar
♥ Papel de hornear y film
♥ Mermelada de Fresa Casera 
Como veis, son unas galletas super sencillas, pues en las cosas sencillas se encuentra la felicidad :) :) :) 

Comenzamos mezclando los ingredientes ¡y lo hacemos con las manos! 🙂

En un bol, amasamos la mantequilla hasta que quede en pomada y la mezclamos con el azúcar, cuando estos ingredientes estén bien integrados, añadimos el huevo y seguimos amasando. A esta mezcla le vamos añadiendo poco a poco la harina tamizada y trabajaremos hasta conseguir una masa firme y homogénea.

Envolvemos la masa en papel film y llevamos a la nevera entre 30 y 60 minutos, para que se endurezca y sea más fácil trabajar con ella.

Pasado ese tiempo, extendemos la masa con la ayuda de un rodillo y para evitar que se nos pegue, tamizamos un poquito de harina sobre la mesa de trabajo.

Hacemos las galletas con la forma que más nos guste y la masa que vaya sobrando de los recortes, la seguimos amasando y extendiendo para hacer más galletas. A las que queramos poner mermelada, les tenemos que hacer un hoyito en el centro con el dedo, o con algún utensilio que tenga la parte trasera redondeada.

Ya solo queda hornear nuestras galletitas, para ello, las ponemos sobre papel de hornear y las metemos 10 minutos aproximadamente en el horno a 150 grados, pero lo ideal es estar pendiente, si no queremos comer galletas carbonizadas. 🙂

Dejamos enfriar y decoramos con mermelada, chocolate o lo que más nos guste. Yo las hice con mermelada de fresa casera y ¡estaban deliciosas! y además, quedan muy monas 🙂

Espero que las disfrutéis y que os traigan muchas cosas los Reyes Magos.

Ah, ¡importantísimo! Soy partidaria de la alimentación sana y saludable, pero en estas fechas y básicamente en todas, podemos permitirnos este tipo de caprichos, pues comerse un dulce cuando verdaderamente apetece, ¡es lo más sano del mundo! El secreto está en seguir un estilo de vida saludable, es decir, que acompañemos una alimentación equilibrada, con ejercicio sano y siempre con moderación, pues los excesos no son buenos en ninguno de los sentidos.