Volovanes de Queso de Cabra y Mermelada de Tomate

 

IMG-20151219-WA0003Ingredientes y Utensilios para 16 unidades: ♥ 2 Vasos de diferente diámetro  ♥ Masa de hojaldre “La Cocinera” ♥ 1 Tenedor   ♥ 1 Huevo batido   ♥ Papel de hornear   ♥ Rulo de Cabra  ♥ Mermelada de Tomate o Pimiento Casera   ♥ Sal y Pimienta Negra al gusto para el huevo batido

→ Recomiendo la masa de la cocinera pues tiene 196 capas de hojaldre, aunque siempre es mejor hacerla de forma artesanal, pero cuando vamos faltos de tiempo, nos viene genial una ayudita como esta. 🙂

 Preparación

1. Extendemos la masa y hacemos 16 círculos con la ayuda de un cortapastas redondo, o en su defecto, con un vaso.

2015-12-20_20.29.082. Con la ayuda de un tenedor, pinchamos la masa para evitar que suba demasiado y después pintamos con huevo batido.

3. Hacemos de nuevo 16 círculos y cortamos con un vaso más pequeño el interior, para así hacer los bordes.

4. Colocamos los bordes sobre cada uno de los circulitos, pinchamos un poquito con el tenedor y pintamos con huevo. (hay que asegurarse de que las dos masas queden bien pegadas)

5. Precalentamos el horno a 180ºC y metemos nuestros volovanes durante 10-12 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.

6. Cortamos el queso de cabra y rellenamos los volovanes. Metemos unos segundos en el micro para deshacer un poquito el queso y añadimos la mermelada de tomate CASERA. 🙂

Espero que os guste mi receta, ¡hasta la próxima corazones! ♥ ♥ ♥

Zumo Duracell

2016-01-16_12.14.11Con mi zumo Duracell, las pilas duran y duran y duran…

El ingrediente estrella es El polen natural de abeja, pues tiene un gran poder energizante y ¡es buenísimo para todo!

 

Ingredientes y Utensilios para 2 personas:

♥ 3 Zanahorias 
♥ 2 Manzanas  
♥ 1 Limón pequeño  
♥ 1 cucharadita de Polen Natural de Abeja  
♥ Licuadora   
Preparación:

→ Lavamos y cortamos los ingredientes en trozos. (El limón hay que pelarlo)
→ Pasamos por la licuadora
→ Removemos bien
→ Añadimos una cucharadita de polen
→ Bebemos al instante
→ Repetimos cada día :) 

Recomiendo tomarlo por la mañana, pues el polen tiene un gran aporte calórico y así tendremos todo el día para quemarlo. 

Nuestro zumo también es buenísimo para la piel y al ser rico en betacarotenos, nos ayudará a ponernos morenitos en verano.

Espero que lo disfrutéis y si queréis saber más sobre el mecanismo de acción de cualquiera de los nutrientes, estaré encantada de contároslo.

Y si queréis polen, contactad conmigo, ¡conozco un apicultor!

Las Galletitas de la Felicidad

¿Habéis escrito ya la carta a sus majestades Los Reyes Magos? ¡Seguro que si! Se me ocurre una idea para que endulcéis su “corasonsito” y os traigan todo lo que les habéis pedido.

2016-01-04_17.08.08[1]

 

Ingredientes:

♥ 200g de Mantequilla a temperatura ambiente
♥ 350g de Harina  
♥ 1 Huevo  
♥ 100g de Azúcar
♥ Papel de hornear y film
♥ Mermelada de Fresa Casera 
Como veis, son unas galletas super sencillas, pues en las cosas sencillas se encuentra la felicidad :) :) :) 

Comenzamos mezclando los ingredientes ¡y lo hacemos con las manos! 🙂

En un bol, amasamos la mantequilla hasta que quede en pomada y la mezclamos con el azúcar, cuando estos ingredientes estén bien integrados, añadimos el huevo y seguimos amasando. A esta mezcla le vamos añadiendo poco a poco la harina tamizada y trabajaremos hasta conseguir una masa firme y homogénea.

Envolvemos la masa en papel film y llevamos a la nevera entre 30 y 60 minutos, para que se endurezca y sea más fácil trabajar con ella.

Pasado ese tiempo, extendemos la masa con la ayuda de un rodillo y para evitar que se nos pegue, tamizamos un poquito de harina sobre la mesa de trabajo.

Hacemos las galletas con la forma que más nos guste y la masa que vaya sobrando de los recortes, la seguimos amasando y extendiendo para hacer más galletas. A las que queramos poner mermelada, les tenemos que hacer un hoyito en el centro con el dedo, o con algún utensilio que tenga la parte trasera redondeada.

Ya solo queda hornear nuestras galletitas, para ello, las ponemos sobre papel de hornear y las metemos 10 minutos aproximadamente en el horno a 150 grados, pero lo ideal es estar pendiente, si no queremos comer galletas carbonizadas. 🙂

Dejamos enfriar y decoramos con mermelada, chocolate o lo que más nos guste. Yo las hice con mermelada de fresa casera y ¡estaban deliciosas! y además, quedan muy monas 🙂

Espero que las disfrutéis y que os traigan muchas cosas los Reyes Magos.

Ah, ¡importantísimo! Soy partidaria de la alimentación sana y saludable, pero en estas fechas y básicamente en todas, podemos permitirnos este tipo de caprichos, pues comerse un dulce cuando verdaderamente apetece, ¡es lo más sano del mundo! El secreto está en seguir un estilo de vida saludable, es decir, que acompañemos una alimentación equilibrada, con ejercicio sano y siempre con moderación, pues los excesos no son buenos en ninguno de los sentidos.

Shots de Jägermeister

Como he visto que los shots han tenido mucho éxito, aquí os dejo una nueva idea, para que tengáis dónde elegir cuando hagáis una fiestecilla en casa. 🙂

Ingredientes:

♥ 10g de Gelatina Neutra (1 Sobre)
♥ 100 ml de Zumo de Pomelo
♥ 100 ml de Jägermeister
♥ 300 ml de Agua

   → Podéis variar las cantidades de los líquidos siempre que tengáis un total de 500ml.
   → También podéis elegir cualquier otro zumo, pero recomiendo que sea natural. Elegí el de pomelo porque creo que marida muy bien con el sabor del Jägermeister. 

Lo primero es preparar la gelatina. Para ello calentamos el gua en un bol, (salvo medio vasito que reservamos frío), al que añadiremos el sobre de gelatina y removeremos bien hasta su total disolución.

Después añadimos el agua que habíamos reservado, el resto de ingredientes y removemos bien.

Ahora rellenamos los moldes donde vayamos a presentar nuestros shots. Yo cogí la cáscara de los pomelos exprimidos (4 mitades), pues me gustan mucho para la presentación, pero se puede utilizar cualquier molde de silicona.

Lo metemos en la nevera hasta el momento de degustarlo, mínimo 2-3 horas.

Para la presentación, hacemos un corte vertical a cada medio pomelo y a estas rodajas le hacemos otro corte vertical para obtener dos rodajas más finas, que parti_20151220_204832remos en horizontal para hacer estos pequeños shots.

Espero que os haya gustado y me contéis la experiencia.

¡Hasta la próxima corazones! ♥

Bolitas de Lava

2015-12-14_21.35.50

Este fin de semana hemos celebrado una cenita de Navidad en casa con los amigos.

Como siempre, quería sorprenderles con algo original y apto para todos los públicos, así que me inventé estas bolitas de lava y la verdad es que ¡fueron todo un éxito! 🙂

 

Ingredientes para 30 Bolitas:

♥ 400g de Champiñones  
♥ Media Cebolla  
♥ 1 Puerro  
♥ 1 Diente de Ajo  
♥ 3 Cucharadas de Harina  
♥ 500 ml de Leche  
♥ 1 Bolsita de Tinta de Calamar  
♥ Sal y Pimienta Negra al gusto

 

DSC_1345Con la ayuda de una picadora, por un lado picamos la cebolla, el puerro y el ajo. Y por otro lado, picamos los champiñones.

Hacemos un sofrito con los ingredientes picados y salpimentamos a nuestro gusto.

Añadimos 3 cucharadas de harina y removemos bien durante unos minutos. Cuando la mezcla esté dorada, añadimos la leche poco a poco, junto con la tinta de calamar y removemos bien hasta conseguir una textura densa.

Dejamos enfriar, a ser posible un día en la nevera, pues estarán mucho más ricas.

Pasado este tiempo, ya podemos hacer nuestras bolitas de lava. Para ello, vamos cogiendo pequeñas cantidades de masa y las vamos dando forma con las manos. Es como hacer bolitas de plastilina, lo único que para que no se nos queden pegadas en las manos, tenemos que tenerlas mojadas o engrasadas.

Una vez que tenemos las bolitas, ya solo queda bañarlas en huevo batido (yo le echo un poquito de sal al huevo) y después pasarlas por pan rallado. Si son muchas, podemos congelarlas sin ningún problema.

Ya solo queda freírlas y…¡Bon appetit!

Espero que os haya gustado mi receta, me encanta inventar cosas nuevas. La cocina es mi laboratorio de experimentos y mis amigos, los conejillos de indias. 🙂

¿Quieres tener un árbol de Navidad muy original?

_20151214_214003

¿Qué necesitamos? 

♥ Cuerda 
♥ Pistola de grapas 
♥ Metro 
♥ Adornos de Navidad 
♥ Luces de Navidad 

Lo primero es diseñar la silueta del árbol, para ello, tendremos que adaptarnos al espacio del que dispongamos en casa y tener en cuenta que necesitamos tener un enchufe cerca.

En nuestro caso, otro factor a tener en cuenta es nuestra gatita, “Peluca”, pues le encantan los adornos de Navidad…por eso dejamos una distancia prudencial hasta el suelo.

Hacemos una marca en cada vértice y con la ayuda de un metro, vamos estirando la cuerda y grapando los tres vértices del triángulo, además de cada punto de unión.

El segundo paso son las luces, que las pondremos alrededor de la silueta dibujada. No necesitamos grapas, pues se pueden enrollar fácilmente alrededor de la cuerda.

Por último, lo más divertido, ¡los adornos! Elige el color que más te guste, yo elegí rojo y dorado.

Además puedes poner algún regalo de atrezo (hasta que llegan los regalos de verdad).IMG_20151215_002607 Nosotros pusimos una alfombra roja y algunos adornos como los que veis en la foto.

Son tarritos de cristal con los adornos del árbol que nos sobraban y con una cuerda atada alrededor del tarrito. ¡Super sencillo!

Ya solo falta disfrutarlo con los amigos.

_20151215_010314

Gracias a todos por venir y ¡Feliz Navidad! 🙂

Deconstrucción de Tiramisú

Para esta ocasión había pensado preparar otro postre, pero mi amiDSC_1264go Jorge estaba de antojo y nunca mejor dicho, pues Rocío y él están esperando un bebé y me parece genial que los hombres también tengan derecho a tener antojos. ¡Pero que no se acostumbre! 🙂

Como podéis ver, es la segunda receta que publico con estos tarritos, sencillamente, ¡me encantan!

Ingredientes para 10 vasitos como los de la foto:

  • 200ml de Café Intenso Recién Hecho
  • Unas Gotitas de Licor (Opcional)
  • 500g de Queso Mascarpone
  • 4 Huevos
  • 300g de  Bizcocho Casero o de soletilla
  • 200g de Azúcar Moreno
  • Cacao en polvo para decorar

Preparación:

Como el café tiene que estar frío cuando lo utilicemos, será lo primero que haremos. Para ello recomiendo un buen café de sabor intenso. Se pueden añadir, opcionalmente, unas gotitas del licor que más nos guste, o el que tengamos más a mano. Yo utilicé Ron, pero el licor típico es Amareto.

Mientras se enfría el café, separamos las yemas de las claras, con cuidado de que no se mezclen. Primero batimos las claras con las varillas hasta alcanzar el punto de nieve, es decir, que podamos dar la vuelta a nuestro tarrito y no se caiga nada al suelo. ¡Cuidado con las pruebas! 🙂 Después batimos las yemas y cuando estén esponjosas, añadiremos el azúcar.

Ahora mezclamos con mucho cuidado el queso mascarpone batido, con las yemas y después, con el mismo cuidado, añadiremos las claras montadas. La idea es que se quede una mezcla esponjosa, por lo que hay que mezclar los ingredientes, pero sin removerlo mucho, pues la pérdida de esponjosidad es directamente proporcional a la cantidad de movimiento aplicado. ¡Es una ley física! 🙂

A contDSC_1250inuación, comenzamos nuestras capitas. Primero rellenamos nuestros vasos con el bizcocho y lo aplastamos bien, después lo mojamos con el café y por último, añadimos la mezcla de queso.

La segunda capa de bizcocho es más complicada porque no podemos aplastarlo, así que lo desmenuzaremos y lo espolvorearemos hasta hacer una capa gruesa, a la que añadiremos un poquito de café y espolvoreamos el cacao.

Para finalizar, añadimos la última capa de queso y para decorar, espolvoreamos el cacao.

Reservamos en la nevera hasta el momento de degustarlos, mínimo 5-6 horas. Os recomiendo que lo hagáis de un día para otro, pues está más rico.

Espero que os haya gustado.

Podéis dejarme un comentario y por supuesto, compartir el enlace.

¡Gracias corazones!

Shots de Tequila

_20151207_122308¿Habéis visto qué chupitos de tequila tan originales? Son pequeños trampantojos.

Decidí hacerlos de tequila porque cuando mis amigos y yo “éramos jóvenes” y saliamos, a alguién (y no quiero señalar a nadie), siempre se le ocurría que tomaramos un Chupito de Tequila.

Lo difícil en aquel tiempo era tomarse sólo uno, pero en esta ocasión, sabía que proponer tomar un chupito de tequila, podía ocasionar la expulsión inminente de la fiesta, entonces se me ocurrió una forma diferente y menos “peligrosa” de proponerlo.

Ingredientes:

  • 50 ml de Zumo natural de Limón
  • Tequila al gusto (yo añadí algo menos de 50 ml)
  • 10g de Gelatina neutra
  • 300 ml de Agua

Preparación:

CDSC_1253omo veis en la foto, utilicé de molde la misma cáscara del limón exprimido. Solo hay que limpiarlo bien e intentar que quede la menor cantidad posible de fibras.

Ponemos a calentar el agua hasta que hierva, salvo un vasito que lo reservamos. Mientras tanto exprimimos los limones necesarios para conseguir 50 ml de zumo.

Después añadimos la gelatina y removemos bien hasta que se disuelva totalmente. A continuación, añadimos el vaso de agua que hemos reservado, el zumo de limón, el tequila y removemos.

Cuando todos los ingredientes esten disueltos, procedemos a llenar los medios limones y lo metemos en la nevera. Yo tenía algo de prisa y lo metí en el congelador un ratito antes de pasar por la nevera.

Pasadas 3 horas aproximadamente, ya tenemos nu_20151130_150524estra gelatina y solo queda cortar nuestras rodajitas de limón. Para ello, cortaremos cada cáscara por la mitad y después esa en otras dos. Es decir, de cada medio limón que hemos llenado, nos saldrán 4 rodajas de limón.

Si os han gustado estos graciosos trampantojos, podéis compartirlo y/o dejarme un comentario.

Son ideales para celebraciones y fiestas con amigos. Además, sirven para decorar cualquier copa o cóctel.

¡Hasta pronto corazones!

Almuhadilla a domicilio

_20151130_155903 (1)

Se acerca el fin de año y con ello el momento de reflexionar sobre lo acontecido durante el año 2015.

Pues bien, repasando mi lista de propósitos y proyectos, no podía dejar que terminara este año sin dejar encauzado uno de los proyectos personales más importantes para mi. Y el pasado fin de semana se me concedió, ¡la oportunidad perfecta!

Mi buen amigo Manuel, quería celebrar su independencia inaugurando su pisito, por el momento de soltero, así que me propuso que me encargara del catering.

A lo largo de la semana fuimos concretando las ideas, teniendo en cuenta el número de invitados y los gustos de los mismos, además de la decoración.

Dec2015-12-02_21.18.10idimos hacer un picoteo variado, con tapas frías, calientes y templadas, algún que otro Trampantojo y para terminar un delicioso postre acompañado de unos shots de tequila muy originales y cócteles para todos los gustos y estados. Con estados, me refiero a mi amiga Rocío que se encuentra en estado de buena esperanza.  🙂

Aquí os dejo algunas fotos, próximamente publicaré las recetas.2015-12-03_16.53.02

Si buscas una fiesta original, perso
nalizada y divertida, contacta conmigo sin ningún compromiso.

Me adapto a todo tipo de eventos, presupuestos y temática.

Hasta pronto Corazones y ¡Feliz Navidad!

Confitura de Madroñitos de Mi Suegra

2015-11-26_19.16.06

Siguiendo con las recetas de temporada y aprovechando que mi suegra me ha traido madroñitos de su jardín, os traigo una receta muy típica de estas fechas, la confitura de Madroño.

El fruto del madroño es bueno para casi todo, pues tiene propiedades antioxidantes, hipocolesteremiantes, diuréticas y antibióticas, entre otras. Gracias a estas propiedades, podemos eliminar el exceso de radicales libres, los cuales están directamente relacionados con el envejecimiento, reducir el colesterol, eliminar líquidos y combatir resfriados, respectivamente.

Cuando el fruto alcanza la madurez, sus azúcares empiezan a fermentar y a producir alcohol, llegando a contener hasta un 0,5%, por lo que el madroño también se utiliza para elaborar orujos.

Ingredientes:

  • 500g de Madroños
  • 250g de Azúcar (Mejor Azúcar Moreno, es más sano)
  • Zumo de medio Limón

Preparación:

Como todas las confituras o mermeladas, lo primero es dejar macerando los ingredientes unas 2 horas aproximadamente. Durante ese tiempo podemos removerlo de vez en cuando, con una cuchara de madera, para que los madroños se vayan deshaciendo.

Pasado ese tiempo, lo ponemos a fuego medio durante 40 minutos aproximadamente, en una cazuela a ser posible grande, pues salpica bastante y removemos bien, a la vez que intentamos deshacer los madroñitos, pues alguno siempre se resiste.

Cuando todos los madroños estén deshechos, lo batimos bien con la batidora y ya solo queda degustarlo.

Si me permitís una sugerencia, en una tosta con queso de cabra, ¡está delicioso!

Ya me contaréis.