Níscalos en Salsa

_20151120_212937

Como seguimos en temporada de setas, os traigo una deliciosa receta de mi seta preferida, el Níscalo, Lactarius deliciosus.

Desde muy pequeña salía con mis padres y mis hermanos a coger Níscalos. Mi padre era un experto y yo a su lado también lo parecía, pues cuando veía uno, me decía a escondidas donde estaba, así que era la que más cogía de todos mis hermanos.   🙂

Los Níscalos se pueden cocinar de muchas maneras: A la plancha, al ajillo, con gulas, en salsa, con arroz, con patatas, en revuelto, con pasta, etc. ¿A que os he recordado a “Buba”, de “Forrest Gump”? ¡No lo puedo remediar!

Ingredientes para 4 personas:

  • 200g de Níscalos
  • 1 Cebolla Pequeña o Media Grande.
  • 1 Pimiento Verde
  • 5 Cucharadas de Tomate Frito (Mejor si es casero)
  • 2 Dientes de Ajo
  • 1 Vaso de Vino Blanco
  • 1 Paquete de Jamón en Taquitos (100g aprox.)
  • Sal y Pimienta al gusto
  • 1 Hoja de Laurel
  • 2 Vasos de Agua

Preparación:

Lo primero es limpiar nuestros niscalitos. Lo mejor es hacerlo con un pincel y un trapo húmedo, así conseguimos que mantengan todo su sabor.

El siguiente paso es trocearlos, los que sean pequeñitos es mejor dejarlos enteros, no por nada, es que quedan más bonitos.

Después hacemos un sofrito de cebolla y pimiento verde, al que añadiremos los níscalos troceaditos. Mientras tanto, en un mortero, machacamos 2 dientes de ajo y lo llenamos de vino blanco.

Cuando estén listos, (a mi me gusta freírlos bien, pese a que después los vamos a cocer), añadimos lo que hemos preparado en el  mortero, más el resto del vino. Cuando se haya cocinado el vino, añadimos el tomate frito y el jamón, le damos unas vueltas y a continuación, el agua, la hoja de laurel. Salpimentamos a nuestro gusto y dejamos hervir hasta que la salsa reduzca y tome consistencia.

Se puede comer así, o se puede utilizar como acompañamiento de carnes, o utilizarlo para hacer un arroz o una fideuá.

Aquí tenéis dos recetas para que podáis elegir la que más os guste:

Y los recolectores, no olvidéis visitar este enlace sobre los hongos micorrizógenos.

Espero que os gusten las recetas y que me contéis vuestras experiencias.

Fideuá de Níscalos con Verduritas

_20151120_213008

Aquí tenéis otra riquísima receta elaborada con Níscalos, Lactarius deliciosus.

Y para los recolectores, os dejo un enlace muy interesante sobre los hongos micorrizógenos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 200g de Níscalos
  • 1 Cebolla Pequeña o Media Grande
  • 1 Pimiento Verde
  • 6 Cucharadas de Tomate Frito (Mejor si es casero)
  • 2 Dientes de Ajo
  • 1 Vaso de Vino Blanco
  • 1 Paquete de Jámón en taquitos (100g aprox.)
  • 2 Vasos de Agua
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 Hoja de Laurel
  • 2 Vasos de Fideuá (+4,5 Vasos de Agua)
  • Colorante Alimentario

Preparación:

Como ya sabéis de otras entradas, lo primero es limpiar nuestros niscalitos. Lo mejor es hacerlo con un pincel y un trapo húmedo, así conseguimos que mantenga todo su sabor.

El siguiente paso es trocearlos y los que sean pequeñitos, los dejamos enteros.

Después hacemos un sofrito de cebolla y pimiento verde, al que añadiremos los níscalos troceaditos. Mientras tanto, en un mortero, machacamos 2 dientes de ajo y lo llenamos de vino blanco.

Cuando estén listos, (a mi me gusta freírlos bien, pese a que después los vamos a cocer), añadimos lo que hemos preparado en el  mortero, más el resto del vino. Cuando se haya cocinado el vino, añadimos el tomate frito y el jamón, le damos unas vueltas y a continuación, el agua, la hoja de laurel, salpimentamos a nuestro gusto y dejamos hervir hasta que la salsa reduzca a una tercera parte.

Por último añadimos la fideuá, removemos bien para que se integren con la salsa que hemos preparado, añadimos el resto de agua, un poquito más de sal y el colorante alimentario al gusto. Cuando empiece a hervir, cocer a fuego bajo, unos 10-12 minutos.

Probamos el punto de la fideuá para asegurarnos de que está cocida. Retiramos del fuego, tapamos y reservamos 5 minutos.

Espero que os guste la receta, ¡es mi preferida!

Arroz con Níscalos

_20151120_212956

Aquí tenéis otra riquísima receta elaborada con Níscalos, Lactarius deliciosus.

Para los recolectores, os dejo el enlace sobre los hongos micorrizógenos para que le echéis un vistazo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 200g de Níscalos
  • 1 Cebolla Pequeña o Media Grande
  • 1 Pimiento Verde
  • 6 Cucharadas de Tomate Frito (Mejor si es casero)
  • 2 Dientes de Ajo
  • 1 Vaso de Vino Blanco
  • 1 Paquete de Jámón en taquitos (100g aprox.)
  • 2 Vasos de Agua
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 Hoja de Laurel
  • 2 Vasos de Arroz (+4,5 Vasos de Agua)

Preparación:

Como ya sabéis de otras entradas, lo primero es limpiar nuestros niscalitos. Lo mejor es hacerlo con un pincel y un trapo húmedo, así conseguimos que mantenga todo su sabor.

El siguiente paso es trocearlos, y los que sean pequeñitos, los dejamos enteros.

Después hacemos un sofrito de cebolla y pimiento verde, al que añadiremos los niscalos troceaditos. Mientras tanto, en un mortero, machacamos 2 dientes de ajo y lo llenamos de vino blanco.

Cuando estén listos, (a mi me gusta freírlos bien, pese a que después los vamos a cocer), añadimos lo que hemos preparado en el  mortero, más el resto del vino. Cuando se haya cocinado el vino, añadimos el tomate frito y el jamón, le damos unas vueltas y a continuación, el agua, la hoja de laurel, salpimentamos a nuestro gusto y dejamos hervir hasta que la salsa reduzca a una tercera parte.

Por último añadimos el arroz, removemos bien para que se integre en la salsa que hemos preparado, añadimos el resto de agua y un poquito más de sal. Cuando empiece a hervir, dejamos cocer a fuego bajo, unos 10 minutos.

Probamos el punto del arroz para asegurarnos de que está cocido. Retiramos del fuego, tapamos y reservamos 5 minutos.

Las cantidades de agua son orientativas, a mi personalmente me gusta que el arroz quede meloso, pero si queréis que quede más seco, tipo paella, hay que reducir la cantidad de agua, o aumentarla si lo preferís caldoso.

¡Qué aproveche!